Rosario y la región suman un nuevo centro para la atención de disfunciones renales crónicas. El Hospital Privado de Rosario, de Grupo Gamma, recibió recientemente la habilitación que le permitirá realizar trasplantes renales.

El Hospital Privado de Rosario (HPR) ya cuenta con la habilitación del INCUCAI para realizar trasplantes de riñón y brindar una nueva posibilidad a pacientes candidatos. Grupo Gamma suma un nuevo eslabón: trasplante renal. Que se suma al diagnóstico y tratamiento de enfermedades renales. A su sala de diálisis (incluye diálisis peritoneal) y profesionales altamente capacitados que integran el Servicio de Nefrología.

El Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), es la entidad madre que rige y regula todos los trasplantes en Argentina. A partir de su habilitación, el Hospital Privado de Rosario comenzará a realizar trasplantes renales; con donantes relacionados y no relacionados.

El equipo de trasplante renal de Grupo Gamma es multidisciplinario y está conformado por nefrólogos, urólogos y cirujanos especializados. Todos ellos, con amplia experiencia en trasplantes que se suman a prestaciones de primer nivel del HPR. Como los cinco quirófanos de última generación; seis salas de aislamientos para el paciente trasplantado; tecnología de punta; especialistas altamente capacitados y el cumplimiento de protocolos que aseguran la calidad y seguridad asistencial.

Lo importante de la noticia del Hospital Privado de Rosario

Es importante destacar que los donantes vivos relacionados pueden ser padre, madre, hermanos y hasta una tercera generación familiar del paciente. En cambio, los no relacionados, son aquellos que comúnmente se denominan donantes cadavéricos.

“Se estima que alrededor del 30% de los pacientes en tratamiento de diálisis pueden ser candidatos para el trasplante renal”, explicó el doctor Marcelo Farías; Jefe del Servicio de Nefrología de Grupo Gamma. Además, destacó que las principales patologías que conducen a disfunciones crónicas de los riñones son: diabetes (en un 49%); hipertensión; malformaciones y problemas infecciosos o inmunológicos. “Se estima que alrededor del 30% de los pacientes en tratamiento de diálisis pueden ser candidatos para el trasplante renal”, resaltó Farías.

El trasplante es la solución definitiva a un problema crónico, que deteriora física y psíquicamente al paciente. Mejora rotundamente la calidad de vida de quien, hasta el momento, estuvo con diálisis. De esta manera, Grupo Gamma continúa sumando prestaciones, ofreciendo una nueva posibilidad a Rosario y toda la región, brindando la mejor experiencia en salud.