La institución decana de Grupo Oroño cumple 7 décadas de liderazgo en su especialidad. Sinónimo de medicina infantil en Rosario y su región. Su rica historia está marcada por una constante evolución en infraestructura, tecnología y formación de profesionales.

·

Fundado por un grupo de médicos visionarios el 23 de agosto de 1948, bajo el lema “Por un niño sano en un mundo mejor”. El Sanatorio de Niños fue la primera institución privada exclusivamente pediátrica de Argentina y Latinoamérica. Este carácter pionero y la vocación de superación de sus integrantes le permitió convertirse en un modelo de referencia para la especialidad en nuestra región y en todo el país.

Su historia está jalonada por cuatro grandes etapas. En su época fundacional el Sanatorio tuvo su sede en la calle Santa Fe 1850. Donde brindaba servicios de guardia médica, radiología, laboratorio, sala de cirugía y camas de internación. Mientras que los pediatras tenían sus consultorios fuera del sanatorio, generalmente en sus domicilios particulares.

En 1959, con su traslado a su actual ubicación en Alvear 863 se inició una segunda etapa de gran desarrollo edilicio y prestacional. Con salas de guardia en la planta baja, la nueva sede sumó un piso de consultorios. Así como también otro dedicado a salas de médicos y biblioteca. En ese momento se inició el vínculo con el vecino Sanatorio Parque, donde funcionó por varios años el área de internación y cirugía del Sanatorio de Niños.

En su tercera etapa, iniciada a fines de 1974 comenzó a configurarse la moderna infraestructura del Sanatorio tal como lo conocemos actualmente. Se incorporaron sucesivamente la Unidad de Terapia Intensiva, la Sala de Neonatología, el laboratorio pediátrico, la sala de radiología y los nuevos quirófanos para cirugía pediátrica.

A nivel profesional, 1981 marcó un hito al iniciarse las primeras residencias médicas por iniciativa del Dr. Eduardo Ferrari del Sel. Las cuales sustituirían con éxito al cuerpo de médicos internos, y que además perduran actualmente. Desde entonces, más de 140 pediatras fueron formados en el Sanatorio de Niños.

La cuarta etapa, que llega hasta el presente, comienza el año 2000, con la integración de la institución a Grupo Oroño. Su pertenencia al conjunto de prestadores líderes en nuestra región le permitió al Sanatorio de Niños contar con los recursos necesarios para proyectar y concretar importantes saltos cualitativos y prestacionales. Se suman a lo largo de casi dos décadas los centros de trasplantes de órganos y de cirugía cardiovascular. Además del CER, un innovador centro de emergencias pediátricas las 24 horas del día.

En los años recientes, con la creación de la Maternidad Oroño, a la vanguardia en neonatología, la apertura del Centro de Vacunación y el desarrollo del instituto de medicina reproductiva Fertya, el Sanatorio de Niños completa un ciclo de evolución constante en el cuidado de la salud infantil. Desde el momento de la concepción y el nacimiento hasta la adolescencia.

Por su historia, por sus aportes a la especialidad y su compromiso con la calidad médica, Sanatorio de Niños sigue siendo una institución única en su tipo en la Argentina. Sus 70 años son un verdadero motivo de orgullo para sus profesionales, su personal y para todo Grupo Oroño. También, sin duda, para miles de rosarinos que un día llegaron como pacientes y luego volvieron a él, como padres, para confiar la salud de sus hijos.