Una llegada con diseño y tecnología de Mini. Además de nuevas combinaciones que le permiten ofrecer 15 diferentes versiones.

El fabricante británico de vehículos Premium, Mini, marca de nuevo la pauta. Y lo hace en el atractivo de sus renovados modelos en el segmento de los compactos. Con un diseño atrapante y una amplia gama de opciones de personalización.

“Este lanzamiento marca el inicio de una serie de novedades que traeremos a Argentina durante el año a través de nuestras tres marcas: BMW, MINI y BMW Motorrad”, afirmó Rolf Epp, CEO y Presidente de la filial local de BMW Group.

Esta nueva generación de Mini (que renueva sus opciones para las carrocerías de tres puertas, de cinco puertas y para el MINI Cabrio), es testigo de ocho renovadas versiones. Las cuales, junto a los Mini Clubman y Countryman, completan una familia de 15 variantes disponibles.

Con la renovación de sus tres y cinco puertas, así como también del convertible, la marca retoma la esencia que la hizo única en su segmento. Un estilo de diseño inconfundible, la mejor tecnología disponible y una sensación de diversión al volante única.

Mini introduce mejoras en sus tres opciones

Todas y cada una de las innovaciones se presentan como ideales para brindar una superior dinámica de manejo urbano. Por lo que brinda confort de cambio y conducción mejorados, al tiempo que irradian una mayor sensación deportiva.

Se incluyen mejoras en su peso al sustituir diferentes piezas de aleación por aluminio. Un progreso en el torque y una reducción de emisiones de CO2 de hasta un 5%.

Las transmisiones disponibles incluyen la familia de cajas de doble embrague. Y siete velocidades Steptronic y su variante deportiva –exclusiva para Cooper S –. Que ofrece relaciones de cambio más cortas, selector de cambio diferenciado y levas en el volante. En tanto, las versiones John Cooper Works ofrecen una transmisión Steptronic deportiva de 8 velocidades.   

El nuevo Mini ofrece faros LED delanteros que incluyen un nuevo diseño de lentes y anillo completo en LED para las luces diurnas. En las luces traseras (también con tecnología LED), se destaca el diseño Union-Jack que remite a su origen británico.

Además, la ubicación del nuevo logotipo de Mini: que destaca en diferentes partes del vehículo. La gama de colores se ha ampliado para la preferencia del cliente en un estilo metalizado con tres opciones: Emerald Grey, Starlight Blue y Solaris Orange.

Los equipamientos en piel Chester en color Malt Brown y Color Line en Malt Brown. Y el estilo Piano Black en sus interiores con una moldura decorativa retroiluminada para su tablero complementan la gama de opciones que dan un toque más personalizado al vehículo.

A las opciones de personalización se suman detalles como: llantas rediseñadas de aleación ligera; superficies interiores y Colour Lines; volante multifuncional y tablero con pantalla táctil para su sistema de entretenimiento y navegación.