Se trata de cuatro fragancias creadas por Alberto Morillas.

La primera es Omnia Crystalline, una mezcla de ingredientes italianos y asiáticos con la flor de loto como protagonista.

En cuanto a Omnia Améthyste, posee notas naturales de savia verde y pomelo rosa, luego la fragancia evoluciona en sus acordes predominantes: iris y capullo de rosa de Bulgaria. En tanto que Omnia Coral Omnia Coral posee notas de bergamota, bayas de Goji y matices suaves de pétalos brillantes de la flor de Hibiscus.

Por último, Omnia Indian Garnet posee elementos fuertes de la India, como nardo y azafrán; la mandarina siciliana le da una firma romana que pone de relieve los vínculos con las raíces de Bulgari.