El tránsito, las grandes distancias, la disponibilidad de horas, el descanso, la comodidad. Muchos factores se reunieron para dar forma a Ventus Flights. Una firma argentina que ya marca tendencia en el sector aeronáutico y llegó con innovación y profesionalismo.

·

Revolucionar el mercado de aeronaves privadas en la región, maximizar uso, atomizar costos y poner en valor el tiempo; son algunos de los objetivos de una compañía innovadora. La primera y única empresa autorizada por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) para la venta de aeronaves fraccionadas. Ventus Flights es una forma simple de ser propietario de un avión o helicóptero. Se trata de una fusión de pasión por la aviación, profesionalidad y gran trayectoria en el mercado aeronáutico. De hecho, sus creadores son dueños de aviones y helicópteros con vasta experiencia en la operación de aeronaves.

La eficacia es marca registrada en esta firma, gracias al conocimiento de los costos de la industria y las necesidades de los clientes. En consecuencia, la compañía argentina ofrece el servicio de fractional ownership, por el cual varias personas, incluso sin relación entre sí, se convierten en dueños, “socios” en la propiedad de una aeronave. Se trata de un servicio que posibilita compartir los gastos de las aeronaves entre varios propietarios Ventus Flights. Además a esto se suma la posibilidad de contar con un staff de pilotos altamente calificados.

La propuesta es clara: ser propietario de un avión o helicóptero por un valor similar al de un auto de alta gama. Lo que se traduce en llegar en tu auto y despegar en minutos. Por consiguiente, todos los vuelos son directos, sin demoras, retrasos o cancelaciones imprevistas.

Ventus FlightsEn el mundo, empresas, profesionales y deportistas, entre otros ya usan esta modalidad. Y en Argentina se impone a un ritmo acelerado porque, incluso dentro del territorio, son muchos los kilómetros que deben recorrerse de una provincia a otra.

Además, estas aeronaves están a entera disposición del propietario, para el traslado de un destino al otro e incluso celebrar reuniones con total privacidad y tranquilidad, sin ojos curiosos, optimizando el tiempo y la productividad. También llegando relajado y descansado a destino.

Del mismo modo, siguiendo el camino de la optimización del tiempo y confort, la empresa suma entre sus servicios el de sistema concierge ─quien brinda a los propietarios asistencia en sus vuelos─, traslados a nivel ejecutivo hasta el aeropuerto donde lo espera su avión ─para que el titular pueda disfrutar sin complicaciones─, catering a bordo, y otras solicitudes de los clientes.

También, en cuanto a la tecnología, se está lanzando el primer fideicomiso aeronáutico reconocido por la ANAC que ofrece las siguientes aeronaves que serán fraccionados para un máximo de ocho propietarios:

BELL 206B-3:
Velocidad crucero 207 km/h.
Régimen de ascenso 2.000 m/mín.
Alcance 693 km.
Motor – Turbina de 315 kw (420shp) Allison 250 C20J.
Peso vacío 777 kg.
Peso máx. al despegue 1.451 kg.
Capacidad 5 máx.

CIRRUS SR22 GTS:
Velocidad crucero 315 km/h
Velocidad máx. de vuelo 350 km/h
Alcance 1.900 km.
Motor Continental I0-550-N 310 hp 4
Carga útil 439 kg.
Ancho 2,7 mts.
Largo 7,9 mts.
Capacidad 4 máx.

CESSNA CITATION MUSTANG:
Velocidad crucero 630 km/h
Velocidad máxima 772 km/h
Alcance 2.161 km/h
Motor Turbofan, Pratt & Whitney Canada PW600
Carga útil 1.442 kg.
Ancho 4.09 mts.
Largo 12 mts
Capacidad 4/5 max.

ROBINSON R44:
Velocidad crucero 208 km/h.
Régimen de ascenso 4.300 m/mín.
Alcance 560 km.
Motor de 6 cilindros Lycoming IO-540-AE1A5.
Peso vacío 657,7 kg.
Peso máx. al despegue 1.134 kg.
Capacidad 3 máx.