Se estima que, en un periodo de siete años, se desechan alrededor de 99 millones de baterías AAA que son utilizadas en controles remotos de televisores. Por eso, el Eco Remote Control es un hallazgo en tecnología amigable con el medioambiente.

Además, este control remoto ecológico de Samsung vendrá incluido en los modelos QLED1 de la marca. Mientras que es el primero con celdas solares que reemplazan las tradicionales baterías AAA. Lo que permite recargarlo con el sol, luz interior o mediante una conexión USB.

De esta manera, Samsung busca evitar la generación de basura que se realiza por el descarte de pilas. Adicionalmente, innovó en el proceso de fabricación que recicla los plásticos de las botellas. El peso total del Eco Remote Control es de 31 gramos y 28 de ellos están fabricados con plástico reciclado.

Asimismo, la compañía tiene una alternativa para que las cajas utilizadas en el embalaje de los televisores y barras de sonido puedan ser reutilizadas por los usuarios. Por ejemplo, para crear accesorios de uso cotidiano y decoración que darán un toque diferente a los espacios del hogar, permitiendo crear un ambiente sostenible.

Con esta alternativa, Samsung quiere incentivar el reciclaje de hasta 200.000 toneladas de cajas de cartón ondulado que son desechados al año. Finalmente, la compañía optó por quitar los textos y las imágenes gráficas en sus empaques. Lo que elimina, en la producción, el uso de tintas a base de aceite de la impresión en color que se usa tradicionalmente. Lo que ayuda a reducir aún más el desperdicio.