Se trata de L’Intemporel Blossom Crème-en-Brume Sublimatrice. Un método eficaz y rápido para combatir los signos de cansancio de Givenchy.

Es la primera crema en formato vaporizador, es decir, una innovación de los laboratorios LVMH. El principal valor de este tratamiento facial de Givenchy es que revitaliza la piel de una sola pasada. Se trata, sin dudas, de un aliado de la belleza antifatiga.

Por un lado, brinda todas las ventajas en cuanto a la facilidad de su uso. Ya que es una crema en un formato vaporizador extraordinariamente cómodo de utilizar en el rostro, el cuello y el escote. Además, es una rutina simplificada para las mañanas en que se tiene prisa. Como retoque para aportar un extra de frescor y luminosidad. O como último gesto de tratamiento antes de acostarse. Sin dudas, la Crème-en-Brume Sublimatrice acompaña a lo largo de toda la jornada. Sumado a esto, su formato transportable se puede llevar en la cartera. Y también guardarse en un cajón en la oficina e incluso utilizarse en el avión.

La fórmula que pensó Givenchy ofrece a la piel una hidratación intensa. Asimismo, no es necesario extenderla, puesto que se absorbe de inmediato. Y rápidamente aporta todas sus propiedades calmantes, hidratantes y refrescantes. Como si fuera poco, además, sus partículas de nácar iluminan la piel con reflejos delicados, ligeramente rosados. De una pasada, se redensifica y nutre la piel, que queda flexible, suave y radiante, envuelta en un perfume floral muy sutil.

Un tratamiento revolucionario de Givenchy

Conjuntamente, la fórmula, a base de Blossom Glow Complex activa la vitalidad celular. Sus tres activos de origen natural (angélica, frutos rojos y vitamina C) devuelven a las células la energía necesaria para su correcto funcionamiento. Además, estimulan su regeneración y aportan a la piel la luminosidad de su juventud.

Por otro lado, para combatir la deshidratación asociada a las agresiones exteriores (radiación UV, estrés, contaminación, etc.) la Crème-en-Brume Sublimatrice se enriquece con un extracto de algodón; que actúa como una barrera protectora para ayudar a la piel a preservar toda su belleza. Finalmente, es un producto ideal para tener siempre al alcance de la mano; con el fin de disfrutar de su acción antifatiga e iluminadora a lo largo de todo el día.