La primera fragancia masculina con notas marinas la creó Kenzo en 1991. Se trató del Kenzo Homme Eau de Toilette. Desde ese momento, hasta la actualidad se ha convertido en el perfume icónico masculino de la firma. Es un perfume precursor, único y atemporal.Kenzo Homme, la fragancia icónica y la primera con notas marinas  El Kenzo Homme tiene tres versiones. Por un lado, el Eau de Toilette, que posee notas marinas amaderadas firmadas por Christian Matthieu. Que nacieron del contraste sutil entre refrescantes notas yodadas y maderas sensuales. El segundo de ellos es el Eau de Parfum, que nace de las notas tónicas y explosivas de la menta y del cardamomo desvelan un corazón marino explosivo. En los dos casos, son fragancias totalmente adictivas.

Y finalmente el Kenzo Homme Night, un perfume magnético, energizante en el que virilidad y color se tutean. Un efecto cáscara de pomelo sobre un fondo sexy de Haba Tonka y Vetiver. Una creación atrevida que impulsa nuevos códigos de seducción, firmada por Dominique Ropion.

Asimismo, la firma pensó también muy bien el diseño del frasco. Que está inspirado en la forma de una caña de bambú. Sin dudas, un tributo al amor por la naturaleza, que es la principal fuente de para el diseño de la mayoría de sus frascos. Y, por supuesto, de sus fragancias. Desde las flores, hasta el agua y las plantas, siempre propone un diseño vanguardista.