Los cambios de estación (sobre todo de una fría a una más cálida) suelen romper con nuestras rutinas. Aquí algunos consejos para llegar convenientemente a la primavera.

Por: Valeria Trosch 

En esta época del año, en que los días cambian de frío a calor sin previo aviso, suelen proliferar algunas afecciones como resfríos o gripes. Los días de humedad y los cambios en la rutina de alimentación o de ejercicio, sumado a las salidas con amigos en los días cálidos suelen jugar una mala pasada. Para llegar a la primavera saludables, aquí algunos tips para tener en cuenta.

Lo primero, es no dejar de ventilar los ambientes al menos un momento al día. Más allá de que la temperatura cambie o se presente mucha humedad. Es imprescindible para evitar la proliferación de virus y bacterias.

Lo siguiente a tener en cuenta es beber agua. Además de que es fundamental para el funcionamiento de nuestro organismo; en esta época del año de debe prestar especial atención. Ya que cuando la temperatura cambia a muy fría, se suele dejar de tomar líquido.

primaveraEl tercer factor para llegar saludablemente a la primavera es seguir con el entrenamiento o comenzar lo antes posible. Porque en invierno se suelen dejar actividades al aire libre como caminatas y running. Es imprescindible desarrollar actividad física, ya sea en un gimnasio con una rutina acorde a cada necesidad personal. O bien, salir a caminar o correr abrigados correctamente (cabeza y manos protegidos, sumado a capas de ropa como camiseta térmica, remera de algodón y campera, por ejemplo).

Se acerca la primavera, cambian las rutinas

Con los cambios de temperatura, llegan cambios en las rutinas diarias. Por ejemplo, con temperaturas más altas, comienzan a surgir más planes afuera y con amigos. En este sentido, se alternan frío y calor para que sea muy difícil mantener una alimentación ordenada. La cual debe estar presente todo el año.

El primer consejo saludable es aprovechar los alimentos frescos que comienzan a aparecer en esta época del año. Por ejemplo, sumar a la rutina más ensaladas crudas, semillas y frutas de estación. Asimismo, ser ordenados en la semana, para poder darse gustos durante el fin de semana (sin exageraciones).

Conjuntamente, es un gran momento para disminuir el consumo de azúcar. Con los días calurosos es más fácil consumir agua en lugar de gaseosas o jugos. Sumado a que el chocolate puede comenzar a quedar de lado.

Y, finalmente, disfrutar del sol tanto como se pueda. Ya que ayuda en la producción de vitamina D, en tanto la exposición sea con protector solar.