En 1920, Gabrielle Chanel tomó prestadas las chaquetas de tweed del duque Westminster y las reinterpretó en sus colecciones. Esta cálida y cómoda prenda de lana, tejida en innumerables patrones diferentes por los escoceses, fue la armadura más suave para hacer frente a la dureza del clima escocés.

Tweed debe su nombre al río Tweed en las fronteras escocesas. Gabrielle Chanel lo tomó y lo hizo suyo, regalando su comodidad a sus elegantes y deportivas clientas. Así nacía una de las características más esenciales del vocabulario de estilo de Chanel.

En 2020, el tweed entró en el mundo de las joyas de Chanel. Una primera colección de 45 piezas excepcionales dedicadas íntegramente a este tejido. Reproduciendo su flexibilidad y sutilezas mediante el hábil uso de las articulaciones. Con “Tweed de Chanel”, inspirado en la riqueza de los tejidos de tweed y transformando el tweed a un tejido precioso, Patrice Leguéreau, Director del Estudio de Creación de Alta Joyería Chanel, abrió un nuevo capítulo en la Alta Joyería Chanel.

En 2023, Patrice Leguéreau vuelve a la magia del tweed por segunda vez, con la audaz creación de 63 nuevas piezas de Alta Joyería. Se trata de intrincados trabajos, bordados, flecos, calados, jugando con los refinamientos de la monocromía o la policromía. Además, reproduciendo la trama del tejido con profusión de detalles, creando una fascinante impresión de movimiento.

El gran lanzamiento de la nueva colección fue en Londres. Chanel organizó una cena de gala en el Museo Británico el pasado 5 de junio en Lindley Hall. Con presencia de las Embajadoras Keira Knightley y Lucy Boynton.

Esta colección presenta cinco nuevos tejidos de joyería de tweed, en cinco colores diferentes y adornados con cinco íconos queridos por Gabrielle Chanel. Es decir: la cinta blanca; la camelia rosa; el cometa sobre un fondo azul; el sol amarillo; y el león resaltado con destellos de rojo. 

Asimismo, plastrones, collares y sautoirs, pulseras, broches, anillos y pendientes recrean los encantos del tweed.

El saber hacer en Tweed de Chanel

El savoir-faire de los joyeros de la Maison exhibe los materiales de la nueva colección “Tweed de Chanel” en engastes que han sido re imaginados para mostrar toda la belleza de las piedras preciosas. Además, usando minúsculas bisagras, anillos y articulaciones en oro y platino. Sumado a hilos que crean flexibilidad en la estructura de cada creación.

Aireado y texturizado, el tejido tiene flecos y es más ligero; gráfico y simétrico, se estructura y enriquece para crear un verdadero tejido de joyas. El entretejido del oro, las perlas y las piedras preciosas, la variedad en los tamaños de las piedras y el juego de los calados recrean el grosor afelpado y texturizado del tweed. Su comodidad y suavidad, por su parte, se reflejan en el trabajo realizado específicamente en el reverso de cada pieza.