El Departamento de Colonia, Uruguay, es tierra de vino y queso. Y el punto protagonista para recorrer bodegas.

El enoturismo uruguayo tiene un destino de referencia a nivel internacional, el departamento de Colonia. Que cuenta con 13 bodegas abiertas a los visitantes en un radio de doscientos kilómetros; desde la Toscana de Sudamérica en Carmelo a las orillas del arroyo Cufré en el eje de las rutas nacionales 1 y 21. Un área que conforma una zona gourmet digna de los paladares más exigentes.

Además, el vino y el turismo cuenta con un calendario de eventos dentro de Colonia Encuentro Mágico. Donde sobresalen la Vendimia uruguaya, el Festival del Vino y el Tannat, la Noche de San Juan, y el Día del Enoturismo, que incluyen catas y degustaciones a cargo de expertos enólogos, sommeliers y bodegueros.

El vino coloniense creció exponencialmente en las últimas décadas. Ya que, de ser considerado un vino de mesa cotidiano, se transformó en una garantía de los más altos estándares mundiales. Tal y como lo certifican los premios y galardones que recibe una temporada tras otra.

Con Colonia como pionera, la reconversión del vino uruguayo comenzó a finales de la década del setenta. Y no se detuvo, gracias a la inversión constante en materia de renovación, apuesta tecnológica e innovación.

Uruguay y Colonia no se alejan del concepto terroir, que otorga importancia a la tierra y el clima. También, da jerarquía al conocimiento y factor humano. Así, el sabor de los vinos colonienses refleja las zonas de pertenencia con las manos que los elaboraron.

El Departamento Colonia y sus bodegas

Carmelo ofrece siete bodegas turísticas: Narbona; Buena Vista; El Legado; Campotinto; Irurtia; Zubizarreta; y Almacén La Capilla – Cordano. Que reciben visitantes durante todo el año.

Colonia: referente del enoturismo uruguayoDesignada Monumento Histórico Nacional, Los Cerros de San Juan es la bodega más antigua de Uruguay y renovó sus espacios con una importante inversión en tecnología. El Bañado de Conchillas es sede de los viñedos Familia Fripp que realizó una importante obra de infraestructura para mejorar la experiencia de los turistas que la recorren.

En cercanías de Colonia, muy cerca de Riachuelo, Hacienda del Sacramento se incorporó a la oferta vitícola local. Tal como lo hizo Piccolo Banfi, un emprendimiento ubicado en los paisajes de los mares de piedra de Cufré. Además, Viñedos y Olivares del Quintón, en el Paraje que le da nombre, concentró su producción en el desarrollo del Malbec siendo distinguido internacionalmente por su calidad.

Sobre el Camino de los Colonos, en Nueva Helvecia, la centenaria Bodega Los Pinos también se reinventó. Y lo hizo mediante una oferta que vincula sus vinos a la tradición de los inmigrantes europeos que es la impronta de la Colonia Este.

Uruguay se destaca por sus vinos tannat. En Colonia, además, las bodegas desarrollan más de veinte varietales con clásicos como el cabernet sauvignon, merlot o riesling y sus dos destacados: malbec y syrah.

Entre agosto y noviembre en Carmelo, Colonia del Sacramento, Nueva Helvecia, Rosario y Tarariras se realizan catas de vino con participación de las bodegas de este departamento uruguayo. Asimismo, surgieron vinotecas que ofrecen calidad y un amplio bagaje de conocimiento en el vino y su contexto.

Maridar vinos con productos locales es un sello de distinción que ofrece Colonia que suma un atractivo más para ser visitada en cualquier época del año.

https://www.high-endrolex.com/3