La conocida ópera en cuatro actos de Giuseppe Verdi, Aída, llega al Teatro El Círculo con tres funciones: 9, 12 y 14 de octubre. Se trata de una obra en estilo de Gran Ópera Francesa, que incluye ballet y escenas de grandiosidad.

El libreto de esta obra es de Antonio Ghislanzoni, quien la escribió sobre un texto original del egiptólogo Auguste Mariette. Éste último, realizó la obra por encargo del gobernante de Egipto, el Jedive Ismail Pasha.

Mariette convenció al gobernador de Egipto de que encargara una ópera de tema y características egipcias, para dar envergadura al flamante Teatro Ópera Real de El Cairo, que abriría en 1869. Para ello, el propio Mariette imaginó la historia.

Aída se estrenó en El Cairo en 1871, luego en Milán y enseguida en Argentina (1873). Actualmente es una de las óperas más populares y representadas del mundo.

El argumento de Aída

El contexto es una guerra entre los egipcios y los etíopes, en un tiempo no determinado. Aída es una princesa etíope que ha sido tomada prisionera por los egipcios, y ahora sirve como esclava de Amneris, la hija del faraón. Ambas mujeres están enamoradas de Radamés, quien comanda las tropas egipcias en la conquista de Etiopía.

Radamés corresponde al amor de Aída. Ese amor se expresa en una de las arias más conocidas y más usadas para recitales, Celeste Aída, pieza de gran exigencia vocal, que el tenor debe cantar apenas comienza el primer acto.

Pero Aída tiene su corazón dividido entre su enamorado y la lealtad a su patria y a su padre. Esa tensión se expresa en el aria Ritorna Vincitor para soprano. En la que ella se pregunta cómo ha podido expresar ese deseo, y se dice “¿Vencedor de qué, del padre mío, de mi amada patria?”. Y Radamés, efectivamente, vuelve vencedor de los etíopes, y hace su entrada al son de la famosísima Marcha Triunfal y del coro Gloria all’Egitto. El faraón le otorga la mano de su hija Amneris, para desesperación de Aída.

Entre los prisioneros que trae Radamés, está el padre de Aída, Amonasro, rey de los etíopes. Pero nadie sabe quién es y Aída no lo delata. Mientras que, Amonasro le pide a Aída que le arranque a Radamés un secreto militar.

Desesperada por la perspectiva de no volver a ver los paisajes de Etiopía, Aída cumple ese pedido. Radamés es entonces acusado de traición a la patria y condenado por el Sumo Sacerdote Ramfis a morir emparedado en una sepultura sellada.

Amneris intercede. Ella está dispuesta a conseguir el perdón para Radamés, a cambio de su amor. Pero Radamés se mantiene firme en su amor por Aída y, por su parte, Ramfis y los sacerdotes son absolutamente inflexibles.

Finalmente, Aída tomará la heroica decisión de acompañar a su amado en el suplicio, y morirán juntos en la misma tumba.

Protagonistas de Aída en Teatro El Círculo

– Soprano: Mónica Ferracani, en el rol de Aída, princesa etíope esclavizada en Egipto
– Mezzosoprano: Anabella Carnevali como Amneris (hija del Faraón).
– Tenor: Enrique Folger, como Radamés (capitán de la guardia egipcia).
– Barítono: Leonardo López Linares, en el rol de Amonasro (rey de Etiopía y padre de Aida).
– Bajo: Lucas Debevec Mayer, como Ramfis (sumo sacerdote).
– Barítono: Mariano Mariño, en el rol de Rey de Egipto o faraón.

Director musical: Mario Perusso.
Director de escena y escenógrafo: Marcelo Perusso.
Diseño de vestuario: Ramiro Sorrequieta.
Utilería: Teatro Colón de Buenos Aires.
Orquesta Sinfónica Provincial de Rosario.
Coro Ópera de Rosario.
Director de coro: Horacio Castillo
Ballet Ruso de Rosario
Directora de ballet: Tatiana Fesenko. 

Venta de entradas de Aída en Teatro El Círculo

Las entradas se pueden adquirir en boleterías del Teatro El Círculo  de lunes a viernes de 10 a 12.30 y de 16 a 20. O por sistema Ticketek Argentina.

Web: https://www.teatro-elcirculo.org/
Facebook: @teatroelcirculooficial
Instagram: @teatroelcirculooficial