Está construida en carbono con un diseño cuidado y minimalista. La Audi e-bike Wörthersee se asemeja a las actuales bicicletas de montaña con suspensión delantera, frenos de disco y ruedas de 26 pulgadas fabricadas en CFRP.

Por: Vale Trosch

La Audi e-bike Wörthersee es una máquina deportiva de alto rendimiento. Posee tecnología Audi Connect y e-tron (tecnología desarrollada por la firma en su apuesta por reducir las emisiones de carbono de sus vehículos). Además, su diseño refleja el dinamismo concentrado de la marca.

Se trata de un vehículo esbelto, liviano y eficiente. Los diseñadores de Audi se inspiraron en los principios del automovilismo. Asimismo, esta e-bike se centra mucho en la tecnología, resultando extremadamente precisa y funcional.

En esta línea, se destaca que el cuadro y el basculante trasero están hechos completamente de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP). Y todas las líneas tienen un fuerte impulso hacia adelante. De la misma manera, los contornos angulares encajan perfectamente con el lenguaje de diseño progresivo de Audi. Al igual que las luces formadas por bandas LED homogéneas y los acentos rojos en el manillar, los frenos, el asiento y los pedales.

Las llantas de 26 pulgadas, también hechas de CFRP, cuentan con un diseño “Audi ultra blade” con radios anchos que tienen una gran superficie optimizada para el flujo de potencia. Además, la bicicleta eléctrica Wörthersee, que pesa solo once kilos sin sus componentes eléctricos, prueba en todos sus detalles la experiencia de la marca en diseño ultraligero.

Los detalles futuristas de la Audi e-bike Wörthersee

La innovadora Audi e-bike Wörthersee dispone de diversos modos de uso según las necesidades del ciclista. El primer modo es “Muscle Power”; en el que no utiliza el motor eléctrico. El segundo es el “Pedelec”, que aprovecha el motor eléctrico en combinación con la fuerza de pedaleo. Y, por último, el modo “e-Grip”; utiliza sólo el motor eléctrico para desplazarse, pareciéndose más a una moto que a una bicicleta.

Se destaca que tiene un motor eléctrico de 2,3 kW que está conectado al eje de pedal. Por lo que cuando la bicicleta eléctrica está funcionando en modo “Pedelec”, permite una velocidad máxima de hasta 80 kilómetros por hora. Asimismo, la batería de iones de litio, montada en el cuadro, ofrece una autonomía de hasta 70 kilómetros.

La tecnología Audi Connect que posee, permite controlar algunas de las innovadoras funciones, como la conexión a Internet vía WiFi, a través del smartphone.

Por supuesto cuenta con una aplicación móvil que permite ajustar y acceder a toda la información de la máquina.

Fuente: Audi Center