Rolls-Royce Motor Cars presenta la variante Black Badge a su gama de equipaje Escapism. La nueva gama complementa y amplía la colección de equipaje de la marca lanzada en 2020; para aquellos clientes que prefieren una apariencia más informal y relajada. Para apaciguar a los clientes de Black Badge, cada pieza ha sido diseñada desde cero, reflejando los gustos, requisitos y personalidades particulares del atrevido alter ego de Rolls-Royce.

Las cinco nuevas piezas: Weekender de 48 horas, Weekender de 24 horas, Holdall, Tote Bag y Organizer Pouch. Están hechas a mano con el cuero más fino y la lona suave, junto con un nuevo material inspirado en la exclusiva tela de tejido técnico que se utilizó por primera vez en el interior de Cullinan Black. Esta combinación le da al equipaje una sensación suave, relajada e informal, con un aspecto técnico distintivo.

Asimismo, los clientes pueden elegir entre combinaciones de colores que incluyen tonos llamativos y de la paleta de colores Black Badge o tonos más discretos. Cada artículo está terminado con un intrincado detalle de ribete en contraste, una novedad para el equipaje Rolls-Royce. Además, se pueden personalizar. Finalmente, una placa de metal con el ícono de lemniscata ‘Infinity’ de Black Badge cierra el diseño.

La colección de equipaje Black Badge Escapism se puede pedir como un juego de cinco piezas o como artículos individuales a los distribuidores de Rolls-Royce.