La Cena BAR se desarrolló en Salón Metropolitano y Estudio Dark fue la empresa encargada de la ambientación, que tuvo dos estaciones: recepción y cena.

El Banco de Alimentos Rosario (BAR) realizó su Cena Anual. En esta ocasión con una temática muy particular: homenajear a los voluntarios. En este sentido, Estudio Dark se encargó de la ambientación.

Al entrar al Salón Metropolitano 1 de la Cena BAR, los asistentes se encontraron con la recepción denominada “El templo”. Una gran instalación con 450 retratos en blanco y negro, de beneficiarios del Banco de Alimentos Rosario. “Formando un octógono sagrado, haciendo referencia a la estrella de ocho puntas. Es el punto donde la divinidad entra en contacto con lo humano y nace la unión del cielo con la tierra. El paso donde confluye lo cuantitativo a lo cualitativo. Una senda de retorno hacia la Madre Tierra y es aquí que depositamos nuestra ofrenda”, describieron desde Estudio Dark.

Dentro del concepto, las ofrendas, materializadas en cada lado de este piso led con la Chakana Andina, también llamada Cruz del Sur, tienen una misión: el agradecimiento a la gran madre proveedora por todo aquello que dio y se tomó de ella. “Dar y recibir como un círculo virtuoso, una forma de vida en armonía. Como lo expresan y enseñan los miles de rostros voluntarios que dan la cara, ponen el cuerpo y entregan el corazón con respeto, empatía e incondicionalidad”, destacaron los ambientadores.

La segunda parte de la recepción: Bocanada

Bocanada es una serie compuesta por diversas obras que Graciela Sacco (1956 – 2017) comenzó a realizar en 1993. En la cual, se vale de fotografías que muestran primeros planos de bocas abiertas de par en par.

Empleando la temprana técnica de la heliografía, que implica la transferencia de una imagen en una superficie, tratada químicamente y expuesta a la luz, la artista ha reproducido estas imágenes en una variedad de medios que van desde instalaciones hasta intervenciones urbanas. Graciela Sacco ha realizado intervenciones de Bocanada en ciudades de todo el mundo tales como Buenos Aires, San Pablo y Nueva York.

Estas provocativas imágenes tienen un fuerte significado político y social. Para la artista, se refieren a los problemas del hambre y la hambruna, pero también, de manera más general, a las expresiones de una necesidad apremiante o a la incapacidad de comunicar pensamientos o deseos.

Bocanada se había presentado por última vez en el Jardín des Tuileries, en París, en el año 2022. Hasta que llegó a Rosario, a la ciudad natal de la artista, y se volvió a presentar en el marco de la Cena Anual del Banco de Alimentos Rosario, gracias al permiso de su familia.

Salón Metropolitano 2: Cena BAR

Los asistentes pudieron ver al voluntariado reflejado en cada detalle de ambientación. “Tomamos fotografías, en blanco y negro, de las tareas que se realizan dentro de BAR, para que lleguen alimentos a los beneficiarios. De esta manera, intervenimos 60 manteles en tela sublimada con diseños exclusivos de manos en acción. Además, las servilletas, impresas en tela sublimada, contenían frases sobre el voluntariado, inspirando así a cada invitado de la Cena Anual”, detallaron desde Estudio Dark.

Asimismo, sobre los laterales del salón, desarrollaron un collage de imágenes y acciones de los sponsors que acompañan cada año a BAR, en posters de 10 mts x 6 mts.

Fotografía: Maxi Oviedo.

https://www.high-endrolex.com/3