Chanel viaja, por primera vez, a la estación de esquí suiza de Gstaad, conocida por su auténtico encanto y lujo exigente. Situada a pocos pasos del centro de la ciudad, la boutique efímera se instaló en una de las primeras Chalé de madera del siglo XX. Se trata de un espacio de 120 m2 distribuidos en dos plantas.

Allí, se exponen las últimas colecciones de prêt-à-porter y complementos de Virginie Viard. Junto a una exclusiva selección de relojes icónicos de la Casa, como el J12 y el Première Édition Originale. Además, la joyería Chanel es homenajeada con piezas emblemáticas de las colecciones N°5, Camélia, Plume y Ruban. También está disponible una gama de perfumes.

Los detalles de la boutique efímera

La fachada y determinados muebles se mantienen inalterados, evocando la arquitectura y decoración tradicional de los Chalets suizos. En el interior, madera omnipresente y piel sintética, exuberantes tweeds salpicados de blanco y negro, así como los tejidos beige, combinan armoniosamente la inimitable identidad de la marca con el espíritu de las montañas.

La boutique está impregnada de un ambiente suave y acogedor donde se alternan parquet y alfombras que añaden una nota cálida y acogedora.

En la planta baja, el vestíbulo de entrada conduce a una serie de espacios diferenciados pero complementarios: dos áreas contiguas dedicadas a bolsos, accesorios y zapatos conducen a un ‘bar’ dedicado al denim, que evoca días sin preocupaciones en la montaña, donde los vaqueros se combinan con el cachemir.

Gstaad: Chanel inauguró nueva boutique efímeraUna escalera de madera conduce al primer piso y a los discretos módulos gráficos que muestran siluetas de la colección Crucero 2023/24 y la línea Coco Neige. Mientras que otra zona discreta muestra pequeños artículos de cuero y joyería. Dos salones VIP y probadores completan el espacio en una paleta beige neutra.

Aquí, la decoración se hace eco del espíritu de las colecciones expuestas: la colección Coco Neige 2023/24, ambas técnicas y elegantes, revisita las montañas con un guiño a Mademoiselle Chanel, quien disfrutó deportes de invierno en los años 30, tanto el esquí como el trineo.

Para el próximo invierno

Negro, blanco y beige, emblemáticos de la Casa, se mezclan con un profundo azul marino, realzados por un potente rosa fucsia y un lila sofisticado. Diseñadas tanto para las pistas como para el après-ski, las siluetas juegan con códigos de la casa.

Un año más, la colección Coco Neige ofrece un vestuario activo y elegante compuesto de trajes de esquí y prendas de alta tecnología. Sin costuras y ajustadas en formas divertidas adornadas con pedrería, recordando el glamuroso mundo del patinaje sobre hielo. En la ciudad o de paseo, de día o de noche, las chaquetas y conjuntos de tweed, los vestidos de punto y las minifaldas se combinan con chalecos de piel de oveja.

Las siluetas Cruise 2023/24, reveladas por primera vez en Los Ángeles, despliegan múltiples facetas. Conjugan un homenaje a la elegancia de los años 20/30 de las grandes estrellas del cine con la cadencia de los años 1970/80. En una explosión de vitalidad: mini shorts y monos con pedrería; bustiers bordados y pequeñas camisetas sin mangas; trajes estilo años 60; albornoces y pijamas informales; zapatos estilo años 30; trajes de baño; y vestidos de noche.

La boutique efímera Chanel en Gstaad permanecerá abierta hasta el 8 de marzo de 2024.

CHANEL GSTAAD
Lauenenstrasse 2
3780 Gstaad