Un destino para disfrutar de día y de noche. La Rioja es un gran punto para hacer turismo astronómico por su cielo “limpio” y disfrutar de actividades al aire libre.

Es el momento ideal para tomar vacaciones, descansar, relajarse y cargarse de buenas energías. Y para disfrutar del verano en espacios naturales y con actividades al aire libre, La Rioja es una gran opción en Argentina. Se trata de un destino con buenos servicios, sumado a una gran variedad de recreación y paisajes para recorrer.

Doquier seleccionó cuatro razones por las cuales La Rioja es uno de los mejores destinos turísticos del país.

La Rioja: cuatro razones para visitarla en veranoLa Rioja y sus actividades de día y de noche

La propuesta ideal: caminar por el Parque Nacional Talampaya de noche sin tener que prender una linterna. Ya que la luna se encarga de iluminar.

El turismo astronómico es uno de los grandes atractivos de la Rioja y es una actividad que se disfruta mucho más en verano. La provincia tiene uno de los cielos más “limpios” del país y recibe visitantes de todo el mundo con el objetivo de disfrutar de las noches. A pocos kilómetros de las ciudades se puede observar con telescopios las estrellas y los planetas.

Y bajo el sol, pronto se descubre que todos tienen algo para hacer. Ya sea fanático de los deportes tradicionales o extremos (senderismo, trekking, mountain bike, motocross, pesca, carrovelismo, o ala delta); o bien de la historia o la geografía.

La Rioja: cuatro razones para visitarla en veranoNaturaleza bajo el sol de La Rioja

El Parque Nacional Talampaya (Patrimonio de la Humanidad y Maravilla Natural Argentina) es, también, un gran lugar para conocer de día. Dado que ofrece distintas opciones de excursiones para conocerlo.

A esto, se suman la Quebrada de los Cóndores; el Cerro Famatina; Las Placetas; la Laguna Brava; el Cráter Corona del Inca; el Mirador de Chilecito; la Cuesta de Miranda; el Cañón de Anchumbil; el Vallecito Encantado y una lista que sigue.

Un dato importante: como algunos se encuentran a más de 3000 metros sobre el nivel del mar las temperaturas son más bajas que en el llano, con lo cual son ideales para hacer en verano.

La Rioja: cuatro razones para visitarla en veranoAsimismo, la flora y la fauna que habitaron y habitan las tierras riojanas son de lo más diversas. En el primero de los casos cabe destacar que en La Rioja se han hecho algunos de los descubrimientos fósiles más importantes de la historia. Sin ir más lejos, en 2020 se hallaron restos de más de 70 millones de años, con nidadas de huevos de dinosaurios incluidos. A tal punto, que en la provincia se está gestando la Ruta del Dinosaurio.

Propuesta para los fanáticos de los dinosaurios: en Sanagasta hay un parque temático a cielo abierto con réplicas a escala real.

Y para los fanáticos de todos los animales, se suman zorros, cardones, cóndores, jotes, serpientes, jarillas, guanacos y la “figurita difícil”, el puma. Todos ellos son parte del paisaje y cuentan con varias reservas protegidas para apreciarlos sin preocupaciones.

La gastronomía, la joya de La Rioja

La provincia es lugar de algunos de los mejores vinos de Argentina y del mundo; principalmente el famoso torrontés. Además, este detalle se combina con las aceitunas, el aceite de oliva, las nueces, los frutos secos, los duraznos, membrillos y muchas otras frutas exquisitas.

Para los turistas que disfrutan de una buena comida, la provincia argentina ofrece carnes como: cabrito, matambrito, cordero, asado y lechón (por mencionar algunas) en cocción tradicional como al disco, a la parrilla o a la cruz. Y para el postre cayote y nuez, membrillos al malbec, zapallos o higos en almíbar. Cocina tradicional y casera.

Los servicios y las rutas, el diferencial

En primer lugar, para quienes disfrutan de viajar en auto. Es una referencia fundamental el buen estado de las rutas. Si bien las distancias entre los atractivos turísticos pueden ser extensas, lo cierto es que cuando las rutas están en buen estado y señalizadas se puede disfrutar mucho más del paisaje y de la paz que da manejar.

En cuanto a las opciones para hospedarse en la provincia es bien variada. Desde los campings hasta hoteles 5 estrellas. En la ciudad de La Rioja y en los departamentos de Chilecito y General Felipe Varela se encuentra la mayor cantidad de oferta, pero en otros municipios también hay posadas, hoteles, cabañas y campings para disfrutar.

A la belleza de la provincia se le suma el buen trato y calidez de su gente. Y es probable que siempre queden ganas de volver.

https://www.high-endrolex.com/3