La pandemia trajo consigo un cambio de paradigma en los modos de consumo. Muchas tiendas físicas se vieron forzadas a cerrar sus puertas y a reinventarse para que los consumidores sigan comprando sus productos. En este sentido, el sector de la moda no estuvo exento de este cambio y las tiendas online alcanzaron un nivel de protagonismo nunca antes visto a nivel mundial.

Al personalizar la experiencia tan íntima y divertida de comprarse ropa, aquellas marcas que se animaron a volcarse al mundo digital suman más y más adeptos por su practicidad y simpleza.

Tiendas y nuevos hábitos de consumo de moda

En Argentina, la imposibilidad de salir de shopping a comprar ropa incrementó las tendencias digitales. Que, además, ya tenían un crecimiento sostenido: principalmente a los showrooms y al comercio electrónico.

En esta línea, los showrooms aparecieron inicialmente de la mano de emprendedores. Enfocados en crear una alternativa a las grandes tiendas multinacionales dentro de la industria textil. La producción de indumentaria suele ser local y no existen tantos ítems de la misma prenda. Por lo general, priorizan diseños únicos y artesanales. Además de la variedad de talles y telas de calidad.

Asimismo, para ahorrar los costos que implica una tienda física, suelen vender sus productos por las redes sociales, generalmente Instagram, o por tiendas online.

En este sentido, el comercio electrónico o e-commerce consiste en todo proceso de compra de productos o servicios que se realice de manera virtual. En la actualidad, Argentina es uno de los cinco mercados con mayor potencial de crecimiento del comercio electrónico, con un incremento proyectado del 26%.

La Cámara Argentina de Comercio Electrónico, reportó que las plataformas de venta virtuales aumentaron su actividad en un 124% durante el 2020; debido a la situación de aislamiento por la pandemia.

Las marcas de moda no hicieron oídos sordos a estos datos, y la pandemia resultó la excusa perfecta para potenciar aún más sus tiendas online. En la actualidad, funcionan como una alternativa atractiva para los clientes por sus ventajas y beneficios por sobre las tiendas físicas y la experiencia de compra tradicional.

Ventajas de las tiendas online

Las tiendas online presentan una serie de ventajas por sobre las tiendas físicas. Las que resultan muy atractivas para los consumidores.

El envío de los productos de manera gratuita con posibilidad de cambio es uno de los factores distintivos de las tiendas online de moda. Esta opción tuvo muy buena recepción ya que la mayoría de los clientes prefiere la comodidad de probarse la ropa en sus casas. Sumado a poder combinarla con prendas de su propio armario.

Por otro lado, muchas marcas ofrecen lanzamientos exclusivos por sus páginas web que nunca llegan a las tiendas físicas. Mediante promociones especiales y stocks limitados, logran una participación del cliente mucho mayor; ya que estos siguen a las marcas en las redes sociales para estar al tanto de las tendencias.

Algunas tiendas incluso están implementando la opción de personal shoppers; en la cual un vendedor se pone a disposición del cliente mediante videollamada para asesorarlo en la compra e incluso probarse la ropa.

Asimismo, para incentivar el consumo virtual aún más, muchas marcas de moda ofrecen múltiples medios de pago y cuotas sin interés en sus tiendas online. También, se suman a eventos masivos de ofertas exclusivamente virtuales como sales, CyberMonday o BlackFriday.

El futuro de la industria

Las nuevas generaciones y su vínculo arraigado a la tecnología están modificando los modos de consumo. Los referentes de moda marcan tendencia y definen las compras de los consumidores. Cada vez son más los influencers digitales que manifiestan su interés por una moda sustentable y amigable con el medio ambiente.

Este cambio implica priorizar los materiales nobles y reciclados y disminuir los costos de producción. Las tiendas online son una alternativa interesante para aquellos productores que decidan priorizar la calidad de sus prendas. Y, de esta manera, ahorrarse los gastos de infraestructura y logística que implica una tienda física.

Para los gigantes de la producción textil con presencia física internacional, la era digital también implica cambios. Muchas empresas están activamente buscando reducir su huella de carbono y abandonar el uso de pieles animales en pos de mejorar su imagen pública.

También son conscientes de las ganancias y beneficios que trae consigo el comercio electrónico. Tanto en experiencia de usuario como en ahorro de gastos.

La industria de la moda deberá seguir adaptándose a los deseos y preferencias de sus consumidores, ya que el cliente tiene siempre la razón.

https://www.high-endrolex.com/3